El trabajo seguro y sostenible es esencial para fortalecer las comunidades de Massachusetts. Si le ofrecemos oportunidades a los trabajadores y a los dueños de negocios por igual, podemos crear una economía que sirva a toda la comunidad. Un entorno de trabajo de calidad puede reducir el crimen y la violencia y aumentar el ingreso fiscal que puede ser re-invertido en beneficio de todos los habitantes de Massachusetts.

Mi plan:

  • Apoyar el aumento de salario mínimo a $15/hora, lo cual impactará a 950.000 trabajadores en todo Massachusetts
  • Rechazar un mínimo para el salario de la gente joven, (comprender el impacto económico que eso tiene en las familias)
  • Recuperar los fondos para el Programa de Ayuda Técnica para el Pequeño Negocio (Small Business Technical Assistance Program) el cual le brinda financiamiento en forma de subvenciones a grupos de la comunidad para apoyar negocios locales en cuanto a su apertura, crecimiento o estabilización
  • Crear sociedades con negocios locales para implementar programas accesibles y efectivos de entrenamiento en el trabajo, especialmente para madres/padres sin pareja
  • Trabajar en la expansión de préstamos a pequeños negocios, financiados mediante la oposición a las ventajas fiscales a grandes corporaciones como General Electric (GE)